Sirviendo a las iglesias en su misión de hacer discípulos

El estudio

6 de septiembre

Conectados en Cristo

El asunto

Ser miembro de una iglesia es un privilegio hecho posible gracias a Cristo.

Pasaje bíblico

Efesios 2:17-22

Aplicación para la vida

Nos unimos a clubes y organizaciones por los privilegios y beneficios que disfrutamos al hacerlo. ¡Después de todo, pagamos bastante dinero para ser miembros! Es lamentable, pero muchas veces pensamos en la iglesia como algo similar. El privilegio de ser miembros de una iglesia no es el resultado de algo que hayamos hecho o pagado nosotros. Cristo pagó el precio y así hizo posible que perteneciéramos a la iglesia, la familia de Dios.

Contexto

Pablo escribió la carta a los efesios desde la cárcel, probablemente en Roma. Había invertido mucho tiempo en Éfeso, después de visitarlos brevemente casi al final de su segundo viaje misionero y de pasar tres años en la ciudad en su tercer viaje. En Éfeso, el cristianismo se confrontó tanto con otras religiones como con la filosofía griega. Pablo les escribió para aclararles el concepto de iglesia: qué es, cómo se ingresa a esta y cómo debemos comportarnos al ser parte de ella.