Sirviendo a las iglesias en su misión de hacer discípulos

El estudio

14 de febrero

Listos cuando el sexo destruye

El asunto
Influyamos para que los demás anden en el amor de Cristo y no en la impureza. 

Pasaje bíblico
Efesios 5:1-10

Aplicación para la vida
El sexo es un regalo de Dios, pero con nuestra humanidad caída hemos encontrado formas de distorsionar y utilizar mal ese regalo divino. “Sexo” y “pecado” son dos palabras que nuestra sociedad no suele unir, amparándose en el razonamiento de que si dos adultos consienten en hacerlo, no es pecado. La Biblia no está de acuerdo con esta perspectiva, y hemos visto la naturaleza destructiva de las prácticas sexuales fuera de la intención original de Dios. El pecado sexual destruye, pero la Biblia nos llama a andar en el amor y la luz de Cristo.

Contexto
Pablo fue a Éfeso en su segundo y tercer viaje misionero. La segunda vez ministró allí durante tres años. A pesar de esta estadía relativamente prolongada en Éfeso, el cristianismo enfrentaba graves desafíos de otras religiones y filosofías de la época. Pablo escribió esta carta para exponer una vez más los aspectos básicos de la fe y restablecer a los creyentes en las verdades y los pilares fundamentales de la vida en Cristo, a pesar de las normas sociales que prevalecían a su alrededor.